La Virgen de Fátima

Novena a Nuestra Señora

del Rosario de Fátima

 

ORACIONES PARA TODOS LOS DÍAS

SEÑAL DE LA CRUZ

 

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.  Amén.

OFRECIMIENTO

 

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

¡Oh Santísima Trinidad, Padre Hijo y Espíritu Santo! Yo te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes con que Él mismo es ofendido; y por los méritos infinitos de su Sacratísimo Corazón y la intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

ORACIÓN PREPARATORIA

 

*¡Oh Santísima Virgen María! ¡Reina del Rosario y Madre de misercordia!, que te dignaste manifestar en Fátima la ternura de tu Inmaculado Corazón trayéendonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en tu misericordia maternal, y agradecidos por las nodades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necestiamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, y las gracias que te pedimos en esta novena (mencionar la gracia solicitada). Señora y Madre nuestra, escucha nuestra súplicas e intercede por nosotros, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra tuya y santificación de nuestras almas.  Así sea.

*Rezar el día correspondiente de la novena y regresar a las oraciones finales.

 

ORACIONES FINALES

 

Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna. Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santo rosario y contemplando a la bienaventurada Virgen María, imitemos los ejemplos que nos enseñan y alcancemos el premio que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.  Amén.

¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti, y en prueba de mi filial afecto, te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra, todo mi ser; ya que soy todo tuyo, ¡oh Madre de bondad!, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya.  Amén.

PRIMER DÍA

Penitencia y Oración

Oh Santísima Virgen María, Madre de los pecadores, danos las gracias de un sincero dolor de los pecados cometidos y la resolución generosa de reparar con obras de penitencia y mortificación todas las ofensas que entristecen a tu Hijo Divino y a tu Corazón Inmaculado.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

SEGUNDO DÍA

Santidad de Vida

Oh Santísima Virgen María, Madre de la Divina Gracia, concédenos la gracia de saber apreciar la dignidad de la vida humana y de llevar una vida conforme a las promesas bautismales y a los mandamientos, evitando el escándalo de la mortalidad infantil.  Especialmente la muerte de los niños antes de venir al mundo.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

TERCER DÍA

Amor a la Oración

Oh Santísima Virgen María, tu viniste a Fátima, ofreciéndonos de tus manos el Santo Rosario para obtener la paz en el mundo.  Concédenos el espíritu de oración, haciéndonos fieles en el cumplimiento del gran don de orar, y así, hacernos fuertes al observar bien los santos mandamientos, vencer las tentaciones y llegar al conocimiento y amor de Jesucristo en esta vida a la unión feliz con El por siempre.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

 

CUARTO DÍA

Amor a la Iglesia

Oh Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia, tu enseñaste a los pequeños pastores de Fátima a amar y a rogar por el Papa, infunde en nosotros este mismo amor y respeto al Papa y a todos los ministros de la Santa Iglesia, ayúdanos también a participar en la vida de la gracia de los sacramentos y en la palabra de Dios por la celebración de la Santa Misa.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

QUINTO DÍA

María, Salud de los Enfermos

Oh Santísima Virgen María, salud de los enfermos y consoladora de los afligidos, que movida por las oraciones y penitencias de los tres niños de Fátima, mostraste tu misericordia maternal a los enfermos, pon tu mirada de compasión sobre nosotros y con la ternura de tus manos, danos remedios necesarios para que podamos servir y amar a tu Divino Hijo y a ti con todo nuestro corazón y con todo nuestro ser.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

SEXTO DÍA

María, Refugio de los Pecadores

Oh Santísima Virgen María, refugio de los pecadores, tú sabes como está el miserable estado del mundo por causa de tanta maldad, infunde en nuestras almas un gran horror al pecado y despierta en nosotros una gran compasión por los pobre pecadores y un santo celo para trabajar con nuestra oraciones, ejemplos y palabras por su conversión y salvación.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

SÉPTIMO DÍA

María, Alivio de las Alma del Purgatorio

Oh Santísima Virgen María, reina de las benditas almas del purgatorio, que enseñaste a los pastorcitos de Fátima a rogar a Dios por las almas del purgatorio, especialmente por las más abandonadas, enséñanos que por medio de nuestras oraciones y penitencias podamos llevarlas pronto a la región de la luz y de la paz para cantar siempre contigo alabanzas a Dios.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

OCTAVO DÍA

María, Reina del Rosario

Oh Virgen de Fátima, Madre Nuestra, el trece de Octubre, dijiste a los niños que tu eres la Reina del Rosario, y que será la penitencia, el medio de dar la paz al mundo y para la salvación de las almas.  Haz Señora, que comprendamos tu mensaje de amor y misericordia y así, por el Rosario, podamos pagar a Dios la tremenda deuda del mundo causada por nuestros pecados.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros

NOVENO DÍA

El Inmaculado Corazón de María

Oh Inmaculado Corazón de María, abre nuestros corazones para tener un amor fiel a ti y así más fiel a Dios.  Ayúdanos para hacer una consagración sincera a tu Inmaculado Corazón para que tu siempre puedas ser nuestro refugio. Nuestro consuelo y nuestro camino que nos conduzca con seguridad a tu Hijo Divino, Nuestro Señor Jesucristo.

Padre Nuestro...

Dios te salve María...

Gloria al Padre...

Nuestra Señora del Rosario de Fátima...Ruega por nosotros