POSTULANTADO

 

El Postulantado es una etapa que precede al Noviciado y tiene la siguiente finalidad:  contribuir a la formación integral humana y cristiana de la joven, como base para lograr una madurez en su opción vocacional e iniciarla en el conocimiento del Instituto.​​​​​​

Etapas de Formación

ASPIRANTADO

 

El fin del aspirantado es cultivar desde los inicios la vocación que presenta la joven, orientándola cuidadosamente con la dirección espiritual, formación afectiva e integral, sin olvidar la adecuada experiencia de la vida humana y del contacto con la familia.​​​

NOVICIADO

 ​ 

El Noviciado, con el que comienza la vida en el Instituto, es la etapa fundamental de la formación de las Hermanas, y afecta de un modo singular el comienzo mismo

de la vida religiosa.

JUNIORADO​

 

El Juniorado es la etapa de formación que comprende desde la primera profesión hasta la profesión perpetua.  Debe ayudar a la Juniora a integrar su consagración en la vida diaria y al apostolado del Instituto, y conseguir el suficiente grado de madurez vocacional para poder llevar a cabo su entrega definitiva al Señor a través de la profesión perpetua.​​​

PROFESIÓN PERPETUA

​Las Hermanas, para mantenerse fieles a su vocación y responder convenientemente a las nuevas exigencias de una Iglesia y sociedad en constante transformación, están llamadas a un continuo crecimiento en Cristo y en la vivencia cada vez más profunda del carisma del Instituto.  Por eso continuarán diligentemente su formación espiritual, doctrinal y apostólica durante toda la vida.